¿Qué mascarilla debemos usar cuando hacemos deporte?

La pandemia actual ha tenido un impacto profundo en casi todos los aspectos de nuestra vida, y el deporte no es una excepción. Como en todos los entornos, el uso de mascarilla es vital como forma de control de la pandemia.

A la vez, seguir haciendo ejercicio habitual es muy aconsejable para mantener una vida sana durante esta crisis. Por lo tanto, es importante garantizar que este se haga con todas las garantías de seguridad, y el uso adecuado de mascarillas ayuda a ello.

Dado que los clubes deportivos y los espacios públicos pueden ser una fuente de transmisión viral, las mascarillas se han convertido en una parte inherente de la actividad física. Pero ¿cómo deben usarse? ¿Cuáles son las más efectivas?

Guía de uso de la mascarilla en el deporte

De entrada, queremos mostraros, de forma resumida, los consejos publicados por la Sociedad española de Medicina del deporte con respecto al uso de mascarillas en la Guía de reincorporación a la práctica deportiva en el deporte de competición. No todos competimos ni somos profesionales, pero puede ser un buen punto de partida para una práctica segura del deporte:

-Se recomienda el uso de mascarillas quirúrgicas o higiénicas, pero siguiendo escrupulosamente las instrucciones de uso.

Desde el primer desconfinamiento, cuando la gente se lanzó a la calle para correr, comenzaron a surgir una gran cantidad de opciones de mascarillas higiénicas específicas para el deporte. Sigue habiendo, y habrá, muchas en el mercado. Cuando la adquieras, no olvides nunca de que estén homologadas y sean eficaces, así como de que no te engañen con una mascarilla falsa.

-No se aconsejan las mascarillas de filtrado (FFP2) porque impiden la respiración en esfuerzo.

-Aunque es un elemento de protección, las mascarillas suponen una importante limitación a la hora de practicar deporte. Por este motivo, solo deben utilizarse en aquellos momentos que el entrenamiento lo permita.

-Dado que pueden dar una falsa sensación de seguridad, no deben olvidarse el resto de las medidas de seguridad, tales como el distanciamiento físico o la higiene de manos.

-En deportes individuales en los que se pueda mantener una distancia de seguridad de 6 metros, no es necesario el uso de mascarilla. En el caso de que no se pueda mantener esta distancia, se recomienda una mascarilla quirúrgica.

-En deportes de equipo se recomienda el uso de mascarilla quirúrgica siempre que sea posible

-En todos los centros donde se practica deprote debe de haber mascarillas disponibles.

Otros consejos, más específicos del tipo de mascarilla, no indicados en la guía pero que pueden serte también útiles, emitidos por la Comunidad de Madrid este mes de agosto:

-Elegir una mascarilla que se ajuste correctamente a la cara y no se mueva, lo que evitará roces y molestias, y tener que tocarla para colocarla de nuevo. También se recomienda que sean lavables y reutilizables.

-Evitar el humedecimiento de la mascarilla asegurándote de que ésta cuente con una capa externa que tenga material hidrófugo. La capa intermedia debería poder extraerse y la interior debería contar con tejido antibacteriano.

-Evitar las mascarillas con válvula en todos los casos, así como las que sean de materiales no transpirables.

 

Mujer con mascarilla en gimnasio

¿El uso de mascarillas en el deporte puede afectar la salud?

Existe controversia acerca de si realizar actividad física con mascarillas puede afectar la salud. Sobre todo, en el sentido de si puede reducir la capacidad de los atletas para rendir al máximo nivel.

La realidad es esta cuestión ya se había investigado hace años, pero nunca se han alcanzado resultados totalmente concluyentes. Un estudio de 1983 reveló el posible efecto nocivo de usar una mascarilla durante el ejercicio de larga duración. Esto fue corroborado de forma similar en otro estudio de la década de 1990. Es lo poco que hay de esa época, aunque es verdad que han pasado décadas desde entonces.

En los últimos meses, las inquietudes sobre el uso de mascarillas en el deporte han vuelto a la palestra, lo que ha centrado el interés de nuevas investigaciones.

Un comunicado publicado por la Sociedad Española de medicina del deporte a raíz de la pandemia muestra la necesidad de más estudios que aclaren definitivamente los efectos de la mascarilla. A pesar de ello, insiste en reducir el riesgo de contagio mediante su uso. Literalmente, indica:

-A la espera de nuevos resultados, el uso de la mascarilla quirúrgica en prueba de esfuerzo máxima no disminuye los parámetros cardiorrespiratorios, metabólicos y de rendimiento del deportista, aunque sí que afecta a los parámetros de confort.

-El uso de la mascarilla FFP2 en prueba de esfuerzo máxima afecta significativamente todos los parámetros de confort, cardiorrespiratorios, metabólicos y de rendimiento del deportista.

-No se ha constatado ningún efecto secundario con el uso de la mascarilla, en reposo ni en ejercicio, siempre que se use adecuadamente.

Mujer haciendo ejercicio con mascarilla

Estudios acerca de las mascarillas y el deporte

En un estudio reciente publicado en la revista de investigación International Journal of Environmental Research and Public Health, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Saskatchewan (Canadá), se ha expuesto que el rendimiento del ejercicio no se vería afectado en aquellas personas sanas que usan una mascarilla durante sus entrenamientos. Cabe destacar, no obstante, que el estuido se llevo a cabo con una muestra pequeña de personas (14) físicamente activas y sanas.  

Otro estudio  reciente, en este caso llevado a cabo en la Universidad de Leipzig, indica todo lo contrario (se estudió el efecto de la mascarilla en deporte de alta intensidad). Al parecer, tanto las mascarillas quirúrgicas como las FFP2 podrían reducir la potencia máxima alcanzable por los atletas (consecuencia de una reducción del consumo máximo de oxígeno), con lo cual se reduciría el rendimiento.

Teniendo en cuenta que, cuanto mayor sea la intensidad del ejercicio realizado, mayor será el impacto negativo de la máscara, los investigadores recomiendan no usar mascarilla cuando se practique deporte en un entorno con bajo riesgo de transmisión (sobre todo si es de alta intensidad). En el caso de tener que realizar deporte en gimnasio o entornos cerrados, recomiendan el uso de mascarillas de cara a proteger al resto de deportistas, teniendo en cuenta que el rendimiento será menor cuanto mayor sea la intensidad del ejercicio.